GREMIALES

“ES PERVERSO SOMETER A LOS TRABAJADORES A LA DISYUNTIVA DE ESTAR BAJO LA LÍNEA DE POBREZA O PAGAR GANANCIAS”

La Secretaria General de Docentes Argentinos Confederados, Mirta Petrocini, cuestionó que los salarios de los docentes sean alcanzados por esta disposición y pidió que el Gobierno “eleve el monto mínimo no imponible”.

La distorsión en los parámetros que determinan el llamado “impuesto a las ganancias” llevó a que la brecha entre quienes se encuentran bajo la línea de pobreza y los que deben tributar esta alícuota sea ínfima.

Esta encrucijada, que insiste en poner a los empleados en el mismo escalafón de las grandes empresas, es nuevamente cuestionada por la DAC, que reitera su pedido de “elevar el monto mínimo no imponible”.

La titular de la entidad, Mirta Petrocini, aseguró que es “absurdo considerar que los trabajadores obtienen ganancias”.

La política recaudatoria se aplica en un año en el que los trabajadores han tenido que redoblar sus esfuerzos para continuar con sus tareas en medio de una pandemia global y en un país inmerso en una dura crisis económica.

“En el caso de los docentes es doblemente injusto que el Gobierno los fuerce a pagar ganancias, ya que son ellos quienes han aportado todo su conocimiento, esfuerzo y pusieron a disposición de sus comunidades el capital tecnológico con el que contaban para poder facilitar la continuidad pedagógica”, advirtió Petrocini.

Asimismo, consideró que “la solución permanente al conflicto sería que los trabajadores no tributen más ese impuesto”: “Le exigimos al Gobierno que revea esta medida injusta.  Los sueldos son de carácter alimentario, no deberían ser contemplados jamás como una ganancia y menos aún en este contexto en el que apenas alcanzan para cubrir las necesidades básicas”.

En ese sentido, la falta de actualización de las bases del impuesto en medio de períodos inflacionarios genera que más argentinos sean alcanzados, a pesar de que sus ingresos son incluso menores en términos de poder adquisitivo, que los percibidos en años anteriores.

“Esto evidencia que la crisis siempre la pagan los trabajadores, ya que son forzados a tributar más, ganando menos”, cuestionó la Secretaria General de Docentes Argentinos Confederados.